El protocolo en la mesa para estas navidades

Te contamos los básicos del protocolo a la hora de vestir la mesa para que triunfes en tus comidas y cenas en casa estas navidades.

Seguramente siempre que hayas acudido a algún restaurante de alta cocina te hayas encontrado un sinfín de cubiertos, platos e incluso copas que te han hecho sentir confundido. ¿Conoces lo que manda el protocolo en la mesa en lo que a colocación de cubertería, vajilla y cristalería se refiere? ¿Eres de los que ponen la mesa o de los que la visten? Te contamos algunos aspectos básicos y consejos para que puedas lucir en estas fiestas con tus invitados.

Montaje de la mesa

Lo primero, antes de liarse con cubiertos, platos, vasos y adornos, es contar con una buena mesa donde colocarlos. Para la elección de la mesa, dentro de las posibilidades de cada uno en casa, lo apropiado es buscar una mesa suficientemente firme y con espacio suficiente para cada comensal sin que llegue a ser incómodo comer o incluso levantarse. Lo recomendable es contar con al menos 70-80 centímetros para cada invitado.

Otro aspecto muy a tener en cuenta pero en el que no ahondaremos en este artículo es la forma de la mesa o la distribución de las mismas si utilizamos varias. Dado que esto se reserva más a eventos de gala y grandes celebraciones, no tiene sentido profundizar en ello, ya que nos daría para, como poco, otra entrada en el blog.

Una vez tengamos la mesa dispuesta, es momento de vestirla. O de ponerla, como se dice comúnmente. Para vestir la mesa conviene utilizar un muletón debajo del mantel. No es otra cosa que una tela más gruesa que sirve para preservar la mesa del calor y de los golpes, además de amortiguar el ruido de los platos y copas.

Es importante garantizar que entre invitado e invitado haya espacio suficiente para evitar situaciones de incomodidad en nuestra comida o cena especial.

La elección del mantel es uno de los puntos más críticos. Lo más recomendable es utilizar telas blancas o de un color pastel discreto, preferiblemente lisos o con bordados discretos. Esto contribuye a aportar elegancia y sobre todo limpieza y sensación de pureza. El largo es importante también. Un mantel debe cubrir, al menos, un tercio de la distancia entre la mesa y el suelo.

Por último, las servilletas. Éstas deben ir a juego con el mantel en cuanto a color y diseño si queremos seguir el protocolo en la mesa estas navidades. Hay quien las coloca cobre el plato y quien prefiere ubicarlas a los lados del mismo. No obstante, los más puristas del protocolo dicen que solamente debe ser colocada a la derecha del plato una vez terminada de usar.

Cómo colocar la vajilla en la mesa

A la hora de elegir la vajilla adecuada debemos tener en cuenta que existen múltiples diseños y estilos. Realmente no hay uno que deba ser el indicado, si no que dependerá de la decoración general alrededor, el juego de mantelería o simplemente los gustos personales del anfitrión. Sí es de vital importancia que toda la vajilla sea del mismo diseño para evitar mezclar distintos estilos en una misma mesa.

Se debe comenzar colocando un plato de presentación, también conocido como bajo-plato o plato base. Este plato sirve como elemento ornamental y se utiliza para colocar la vajilla propiamente dicha sobre el mismo. Para colocarlo, debemos alinearlo con el borde de la mesa, y si cuenta con algún emblema o anagrama debe quedar frente al comensal y bien centrado.

A continuación, debe colocarse el plato trinchero, que es el plato donde se servirá el plato principal (habitualmente carne o pescado). Encima del plato trinchero, según el protocolo en la mesa, debe colocarse el plato del entrante o primer plato. Según cuál sea, podremos colocar un plato hondo o un plato de menor tamaño al trinchero. En su defecto, podemos utilizar un plato de postre de la misma vajilla. Sobre este plato suele colocarse la servilleta, aunque como decíamos anteriormente, hay quien la coloca a los lados del plato.

Por último, a la izquierda y en la parte superior debemos ubicar el plato para el pan de cada comensal.

protocolo en la mesa
En Navidad es común que la mayoría de hogares celebre algún banquete e invite no solamente a familiares si no también a invitados especiales a los que homenajear. Es una de las épocas más relevantes a nivel social.

Cristalería: Copas y vasos

La elección de la cristalería es un aspecto importante, y aunque para gustos colores, por lo general se suele optar por cristalería sencilla y sin demasiado adorno. A nosotros nos gusta que tenga cierto toque de originalidad para distinguirla de la típica cristalería de restaurante, pero sin abusar.

La cristalería debe colocarse en fila recta frente al plato y ligeramente hacia la derecha (para favorecer que el comensal pueda cogerlas con su mano derecha). El orden debe ser, de izquierda a derecha, el siguiente: copa de Jerez, copa de agua, copa de vino tinto, copa de vino blanco, copa de champán/cava y por último copa de licor. Obviamente, si contamos con menos copas o tenemos intención de servir menos bebidas, simplemente debemos respetar el mismo orden con las que sirvamos.

Las copas nunca deben tocarse entre ellas, por lo que se recomienda un espacio mínimo de 2 centímetros entre cada una de ellas.

La colocación de los cubiertos según el protocolo

Colocar los cubiertos según el protocolo en la mesa es mucho más sencillo de lo que la mayoría de la gente piensa. Estas navidades puedes impresionar a tus invitados siguiendo una simple regla: de fuera hacia dentro siguiendo el orden en que se van a utilizar.

Esto último dependerá del número de platos que tengamos pensado servir. Si por ejemplo servimos consomé, besugo y solomillo, deberemos poner, de fuera hacia dentro, una cuchara, cubertería de pescado y por último cubertería de carne. El filo de los cuchillos debe ubicarse siempre mirando hacia dentro y por lo general los cuchillos y cucharas se deben ubicar a la derecha del plato y los tenedores a la izquierda.

Por último, debemos colocar la cubertería de postre sobre los platos y en horizontal, con el mango apuntando según el tipo de cubierto. Si es una cuchara o cuchillo, el mango deberá apuntar hacia la derecha, mientras que si es un tenedor de postre, deberá apuntar hacia la izquierda, al igual que se distribuyen los cubiertos principales.

Por lo general, para cada tipo de plato se debe utilizar un tipo de cubierto distinto. Esto da para una explicación muy profunda y que cuenta con múltiples opiniones. Por resumir:

  • Ensaladas: Cuchillo y tenedor de postre.
  • Sopas: Cuchara sopera.
  • Pescado: Pala y tenedor de pescado.
  • Carnes: Cuchillo y tenedor trinchero.

La decoración en la mesa

Es muy común añadir elementos decorativos y temáticos en la mesa a la hora de vestirla. Especialmente si lo que se celebra obedece una ocasión reconocible como puede ser la Navidad.

A la hora de decorar la mesa es importante tener en cuenta el tamaño de la mesa para no saturarla en exceso. Además, es importante que tengamos en cuenta la altura de los elementos decorativos ya que pueden resultar agobiantes para los invitados, especialmente si limitan su visibilidad o libertad de movimiento.

Por último, es importante que los motivos decorativos que escojamos no rompan la estética de la mesa. Si hemos elegido una vajilla, cristalería y cubertería elegante, conviene mantener la estética de forma discreta y no saturar la mesa con elementos decorativos que acaparen todo el protagonismo.

decoración mesa de navidad
La decoración en la mesa nunca debe ser invasiva y ha de complementar la mesa, no ser el centro de atención.

A modo de conclusión, queremos añadir que aunque el protocolo en la mesa dicte algunas normas y prácticas recomendadas, cada mesa es única y especial. Por eso mismo, debe primarse la comodidad de los comensales, así como la de los anfitriones, para lograr un ambiente relajado y de pleno disfrute.

Desde Uncovercity esperamos que podáis utilizar estos consejos con tiempo suficiente para preparar una mesa espectacular que os permita disfrutar con los vuestros de momentos especiales.

Si por el contrario preferís celebrar las ocasiones especiales fuera de casa o aprovechar las vacaciones navideñas para reuniros con seres queridos y regalaros mutuamente experiencias gastronómicas especiales, tenemos lo que buscáis. Consúltanos si tienes dudas, estaremos encantados de atenderlas una por una para garantizar una experiencia inolvidable.