Comunidad uncovercity: los que regalaron, os lo cuentan

2 enero, 2019

Cómo nos gustan las sentadas con la comunidad uncovercity. Y en plenas fiestas, buscamos la excusa perfecta para sentarnos, a mesa puesta, con intrpidxos uncovers dispuestos a contarnos y a ponernos de vuelta y media. Que corra el afecto. Esta vez seleccionamos a quienes habían contando con la experiencia uncovercity como un regalo, queríamos saber sus conclusiones, sus apuntes, sus posibles mejoras.

¿Quiénes son?, ¿qué destino tuvo su regalo?. ¿cuál es su balance? Pasen y lean.

Los que van a contar, se presentan.

Soy Julián Pérez, trabajo en una empresa de eventos. Viví y regalé la experiencia uncover hace cerca de un año, acabamos en Joaquín Schmidt, brutal.

Soy Jesús Gallent, trabajo en innovación en una eléctrica. Yo lo regalé y quedaron encantados.

Soy Sonia Mora, enfermera de pediatría en el Clínico de Valencia. He regalado uncovercity y he vivido 3 experiencias, primero en Fierro, en Vertical y en Karak.

Soy Patricia Moratalla. Mi regalo fue el 17 de diciembre de 2017, en Ameyal. Lo regalé para comer, salimos encantados… esa Margarita animó las cosas.

 

Contadnos precisamente el porqué de esa primera experiencia.

Julián: Sabes que no te vas a equivocar regalando un uncover, y luego está el efecto sorpresa de no saber qué va a ocurrir.

Patricia: Al final hay una sorpresa por partida doble. Yo se lo regalé a mi pareja, pero ninguno de los dos realmente sabía dónde iba a ir a cenar.

Jesús: A la pareja a la que se lo regalé me preguntaban qué les había dado y claro, tenía que decir no sé. Sé lo que incluye pero no sé a dónde. ¡Qué nos ha regalado este chico! Le da emoción. Al final lo que se encontraron era más de lo que esperaban.

Sonia: Desde luego la sorpresa, dónde iré, qué voy a cenar. Cuando llegamos al sitio fue bien bonito.

Jesús: A quienes se lo regalamos no suelen ir mucho a restaurantes, nos apetecía que tuvieran una cena especial, y además que los recogieran casi como en una carroza. Nos iban contando por whatsapp cada paso, nos tomaron el pelo, diciéndonos que se habían pedido matrimonio.

Patricia: Un reloj, una corbata… ¡al final es más bonito la experiencia de salir a celebrarlo!

Julián: A la hora de hacer un regalo todo me resultaba típico, monótono, jugar a ese efecto novedoso era muy estimulante.

Sonia: ¡El doble regalo! El regalo que disfruta el que regala y al que le regalan.

¿Cómo reaccionaron al ‘recibir’ el regalo?

Julián: Sobre todo, primero, intentando adelantarse. Comenzando por ver la dirección hacia dónde iba el coche…

Patricia: Yo cuando vi que iba hacia Conde Salvatierra dije: ¡a Ameyal, bien, bien!

Sonia: Nosotros ya conocíamos uncover, no hacía falta explicar en qué consistía… pero claro, qué íbamos a saber dónde cenaríamos.

 

¿Cuál es el principal atractivo de la aventura?

Jesús: La propuesta de valor de la sorpresa, no es simplemente un bonus, no esperas solo ir a cenar a un sitio, sino todo lo que lo envuelve.

Sonia: Básicamente poder vivir alguna cosa que no has vivido previamente, aunque ya hayas repetido.

 

Gastronómicamente, ¿cuál es lo más inolvidable del regalo?

Patricia: ¡Cómo hicieron el guacamole, in situ! Yo hago muy bien el guacamole, pero nada que ver.

Julián: Acostumbrado a salir a otros sitios, cuando llegué a Joaquín Schmidt todo me parecía diferente, además con un cocinero cuidando por ti, continuando con la sorpresa.

Sonia: La primera vez, en Fierro, poder compartir una misma mesa, sentir cómo te dedican tanta atención… es único.

Intrépidxos como sois, ¿cuando apostáis por una experiencia uncovercity cómo os definís?, ¿una opción clásico, aventura…?

Patricia: Aventura. Encontrar una niñera y aventura.

Julián: Intrépido.

Patricia: Cuando cuento en qué consiste me dicen, ¿pero lleva niñera incorporada?

Jesús: Me gustaría también poder elegir más temáticamente.

AUTOR
uncovercity
Usamos cookies para
mejorar tu experiencia
Suena genial Saber más