Alejandro Platero, la aventura de un chef con fuego

Alejandro Platero es fuego. Hay cocineros cuya personalidad brota en lo sutil, que se mueven como pez en el agua o, en el peor de los casos, que rellenan su propuesta de… ¡aire! No, Platero no es nada de eso. Él es fuego. Porque plantea sus proyectos como la llama extiende su efecto.